Cluster Audiovisual Galego

Estreno este domingo en la TVG de la película “Elisa y Marcela”, sobre el primer matrimonio homosexual en España

25-06-2020

La Televisión de Galicia estrena este domingo, coincidiendo con el Día del Orgullo Gay, la película “Elisa e Marcela”, sobre el primer matrimonio homosexual registrado en España. Especialmente recomendada para el fomento de la igualdad de género, también se está viendo estos días en otros canales autonómicos, como TV3, Aragón TV, Castilla-La Mancha Televisión y Televisión de Canarias. Con este estreno conjunta, las televisiones públicas asociadas en Forta pretenden apoyar este colectivo.

En el año 2018 comenzó a rodarse, bajo la dirección de Isabel Coixet, esta película original de Netflix, coproducida por Televisió de Catalunya, Canal Sur y Televisión de Galicia, que cuenta también con el apoyo de Radiotelevisión Canaria, Castilla-La Mancha Televisión y Aragón TV. La producción fue llevada a cabo por Rodar y Rodar, Zenit TV, Lanube Películas y Movies Production AIE, con la asociación de Film Factory, la colaboración de ICEC (Institut Catalá de les Empreses Culturals) y la subvención de la Axencia Galega das Industrias Culturais (Agadic).

Rodado en parte en Galicia, con localizaciones en la comarca de Fisterra y en las ciudades de Pontevedra, Santiago y A Coruña, el filme desarrolla una historia convertida en icónica lucha por la igualdad de derechos y la libertad sexual. Con las actrices Natalia de Molina y Greta Fernández como protagonistas y con un amplio elenco gallego, en el que figuran Sara Casasnovas, María Pujalte y Tamar Novas, “Elisa y Marcela”, basada en hechos reales, retrata el casamiento celebrado en A Coruña en 1901 entre dos maestras gallegas que, después de ser descubiertas, ocuparon las portadas de diarios de todo el mundo y tuvieron que exiliarse, ya que fueron perseguidas por las autoridades del momento.

La película comienza en 1885, cuando Elisa y Marcela se conocen en la escuela donde trabajan. Lo que empieza como una gran amistad acaba en una relación amorosa que tienen que vivir a escondidas. Los padres de Marcela sospechan de esta relación y la envían al extranjero unos años. A su vuelta, el reencuentro con Elisa es mágico y deciden tener una vida en común. Ante la presión social y las murmuraciones, deciden trazar un plan: Elisa abandonará un tiempo el pueblo para volver convertida en Mario y poder casar con Marcela, pero no todo será fácil para este amor no reconocido.